El proceso de emplayado y embalaje puede representar un costo importante si no se hace de manera correcta o utilizando los mejores productos, ya que puede provocar fallas en los materiales o productos transportados, así como ocasionar tarimas ladeadas y material perdido o dañado.


Esta clase de situaciones representan gastos para la empresa y pérdida de material que deben volver a enviar o reparar para enviar de vuelta al cliente en las condiciones correctas.

 

Todo esto se puede evitar siguiendo de cerca estas 5 claves para mejorar los costos y procesos de emplayado y embalaje.

 

empaquetado-embalaje-5-claves-x-pack

 

Conocer las condiciones de transportación:

El primer paso para mejorar los costos de embalaje es conocer las rutas y condiciones por las cuales las tarimas atraviesan para llegar a su destino, ya que puede haber caminos en donde las condiciones climáticas cambien o las tarimas pasen por alguna clase de movimiento.

 

Una vez conociendo esta información, se pueden prever situaciones en las que los productos o la película que los protege se vean dañados, resultando en daños.

 

Esto es debido a que ciertas condiciones climáticas como la temperatura o la exposición al sol pueden provocar cambios en la película, que resulten en una falla en su rendimiento y perjudiquen al cargamento.

 

Conocer las propiedades de las películas:

Es importante saber cuáles son las propiedades de cada película, cómo se comportan y por qué son las mejores para cada diferente situación.

 

Por ejemplo, en el caso de la película automática, su material de alta calidad y elasticidad, que puede estirarse hasta dos veces más que una película manual, proveyendo una mejor protección a las tarimas.

 

Esto debido a que al estirarse, la película se vuelve más espesa, lo que la hace más resistente a situaciones como punciones o rasgados que puedan llegar a romperla o dañarla.

 

Este tipo de película es más grande y pesada, por lo que no puede ser empleada manualmente, así que requiere de una maquinaria especializada para emplayar las tarimas para poder lograr la fuerza de contención óptima del empaquetado.

 

 

Por su parte, la película manual es más ligera, lo que permite ser aplicada de manera manual por el empacador, ya que esta no necesita de tanta fuerza para ser estirada para asegurar los productos de manera correcta.

 

Utilizar la película correcta:

Cada película puede ser utilizada para diferentes ocasiones, dependiendo del tipo de cargamento que se transporte, así como la fuerza de contención que este necesite para que el producto esté totalmente asegurado.

 

Para objetos más grandes y frágiles es recomendado el uso de película automática, debido a su tamaño y fuerza de contención.

 

El uso de una película automática puede resultar en procesos de emplayado y embalaje más rápidos y eficientes, aumentando en general la eficiencia de la empresa, provocando que esta pueda enviar más producto en un menor tiempo.

 

Para determinar cuál es el tipo de película idea a utilizar es importante tomar en cuenta los diferentes factores como el producto a transportar y las condiciones que atraviesa antes de llegar a su destino.

 

Como se comentaba anteriormente, situaciones como las condiciones climáticas pueden llegar a afectar la película y provocar que está no tenga el rendimiento óptimo, resultando incluso en tarimas ladeadas o material dañado.

 

Es por esto que existen películas especializadas para situaciones específicas como la larga exposición al sol, asegurando que esta clase de factores no afecten su rendimiento y la protección del producto continúe sin importar lo que suceda.

 

Utilizar la maquinaria correcta:

Si decides utilizar película automática primero debes llevar a cabo una prueba para determinar cómo será el proceso de embalaje sobre las tarimas, esto significa conocer el número de vueltas que se le debe dar a la tarima para obtener la fuerza de contención deseada, así como la cantidad de producto a utilizar.

 

Una vez que se sabe esta información se lleva a cabo un reporte, proyectando los posibles escenarios, cuánto producto y cuántas máquinas se necesitaría para alcanzar objetivos determinados.

 

Optimizar el espacio de trabajo:

Dicho lo anterior, se deben establecer metas de producción, de manera que el espacio de trabajo pueda ser optimizado con la cantidad de máquinas necesarias para lograr alcanzar las metas deseadas.

 

empaquetado-embalaje-5-claves-x-pack

 

Realizar una inversión inteligente en este tipo de procesos representará una gran ventaja para la empresa, ya que no solo disminuirá costos, sino que también aumentará la eficiencia de la empresa.

 

Un determinado número de máquinas funcionando embalando cargamento simultáneamente provocará que la empresa procese más producto en menor tiempo, permitiéndole aumentar su producción sin la necesidad de gastar.

 

Por otro lado, evitará que haya mermas en la empresa, además de que disminuirá e incluso erradicará los productos dañados y devueltos por parte del cliente final. Esto resultará en un cliente satisfecho al recibir un mejor servicio, aumentando el éxito de la empresa y por ende, sus ventas.

 

Para conocer más sobre cómo optimizar tu empresa, reducir costos y optimizar tus procesos de emplayado y embalaje por medio de los productos correctos, da clic en el siguiente botón y descarga nuestra guía "Características de las películas que maneja X-Pack®"

Nueva llamada a la acción