El tipo de película a utilizar puede variar dependiendo de los resultados deseados, el patrón o silueta del producto a emplayar y las condiciones en las cuales este se encontrará durante su proceso de transportación al cliente final.

Es muy importante conocer estas características, ya que de ellas dependerá la efectividad que tendrá el embalaje sobre el producto, provocando que este llegue correctamente al cliente final.

 

Tipos de películas:

Existen dos tipos de películas en el mercado, las cuales pueden variar en su uso dependiendo del tipo de producto a emplayar y los tiempos que la empresa deba manejar para este proceso.

 

Se pueden utilizar tanto películas manuales como automáticas, con diferencias muy grandes entre ambas, es importante elegir sabiamente entre ellas para tener el mejor rendimiento y brindarle la mejor experiencia de entrega al cliente.

 

Las películas automáticas son empleadas por medio de maquinaria especializada, la cual le brinda un mayor estiramiento a la película, resultando en una mayor fuerza de contención, asegurando el producto de mejor manera y protegiéndolo efectivamente.

 

Esto es debido a que la película automática puede estirarse más que la manual, ya que le permite tener una mejor elongación, rendimiento y fuerza.

 

Utilizando está película, se busca proteger al producto efectivamente, ya que es más resistente contra objetos y bordes puntiagudos, así como otros que puedan rasgar la película. Esto permite que los productos viajen de manera segura, evitando que las tarimas puedan ladearse o colapsar.

 

Es por esto que esta película debe emplearse por medio de una maquinaria, requiriendo de fuerza y precisión para ser aplicada correctamente, logrando la fuerza de contención necesaria.

 

Esto se determina por medio de pruebas, en la cuales se busca establecer el número de vueltas y cantidad de película que se necesita utilizar por tarima, para garantizar un máximo rendimiento con base al uso del producto de manera constante.

 

rollo-plastico-embalaje-xpack

 

Siendo esta una de las razones por las que la película automática es más grande y pesada, al ser aplicada por medio de maquinaria, su peso no afecta el rendimiento de la película o la manera en que se adhiere en los materiales.

 

La película manual es más pequeña, lo que permite que sea empleada por los empacadores, ya que no necesita estirarse tanto y por ende no requiere de tanta fuerza como la película automática.

 

Por otro lado, está película resulta más accesible económicamente hablando a comparación de la película automática, la cual tiene un costo más elevado debido a los materiales especializados que se utilizan para fabricarla, los cuales resultan en un mejor rendimiento.

 

Por eso, se recomienda el uso de película automática para tarimas con mayor cantidad de materiales, así como los que tengan una mayor fragilidad y requieran ser manejados con mayor cuidado.

 

Cuestiones externas:

Una vez que se ha determinado cuál tipo de película es el más conveniente para la empresa, que se adapta mejor a sus necesidades, presupuestos y objetivos, se pueden comenzar a elegir productos específicos.

 

Tanto en películas manuales como automáticas existen diferentes tipos de productos que pueden ajustarse a condiciones específicas, con un mejor rendimiento y menor riesgo a fallar en su recubrimiento.

 

Un claro ejemplo de esto son las condiciones climáticas y de transporte. Mientras una tarima es transportada puede pasar por diferentes climas o permanecer tiempo en lugares con diferentes cualidades, como puede ser estar bajo el sol o expuestas al frío.

 

rollo-plastico-embalaje-xpack

 

Existen películas que están diseñadas específicamente para lidiar con estas situaciones, garantizando un correcto rendimiento de la película frente a estas, resultando en una protección efectiva para los materiales transportados.

 

Una vez que se conocen estas distintas situaciones a las cuales pueden estar expuestas las tarimas, podemos pasar a la elección de una película, con base a las necesidades de distribución de nuestro producto, garantizando su seguridad durante este proceso.

 

¿Por qué invertir en emplaye?

Una buena inversión en emplaye implica adquirir los mejores productos, brindando una mejor protección a los materiales y productos.

 

Esto tendrá como resultado, una reducción de costos importante, ya que no habrá tarimas ladeadas ni productos dañados o perdidos, los cuales lleguen a representar problemas para el cliente o gastos en retrabajo para la empresa.

 

El rendimiento de la empresa aumentará exponencialmente, ya que será más eficiente y podrá transportar una mayor cantidad de productos en un menor tiempo, aumentando notoriamente la eficiencia de su planta y centro de distribución.

 

Además de esto, el cliente estará más satisfecho con la empresa, ya que recibirá sus productos en un estado correcto, haciendo que su negocio funcione igualmente de manera efectiva y eficiente.


¿Deseas conocer más acerca de una elección correcta de embalaje y las ventajas que esto puede traer para tu empresa? Da clic en el siguiente botón para descubrir nuestra guía sobre Características de las Películas que maneja X-Pack®.

Nueva llamada a la acción