Contar con el embalaje adecuado le provee a las empresas un ahorro significativo, tanto en tiempos como en costos que normalmente son provocados por mermas de productos o daños en los mismos que requiere de una reparación.


En muchas ocasiones, esta clase de problemas se presentan debido a que se utiliza el producto incorrecto para el embalaje de materiales y esto resulta en que la película no tenga el óptimo desempeño y se dañe, dañando también el contenido de la tarima.

¿Cómo elegir el producto de embalaje adecuado?

Primero que nada, es necesario conocer las condiciones bajo las cuales se encontrarán los materiales, su peso, medidas, condiciones a las cuales será expuesto, como puede ser el medio en el que serán transportados y las condiciones climáticas a las cuales estarán expuestos.

De esta manera, se podrán identificar las cualidades con las que debe contar el producto como espesor, resistencia y material del cual está hecho, ya que existen productos especialmente diseñados para distintas situaciones.

Por otro lado, es importante conocer cómo utilizar estos productos de manera adecuada, teniendo presente la forma correcta de aplicarlos para asegurar que se obtenga el mejor rendimiento y se aprovechen al máximo las cualidades de la película utilizada.

Para obtener esta información se lleva a cabo un proceso de prueba, en el que se determina el número de vueltas que se le debe dar a la película al momento de empacar la tarima, de manera que el producto quede bien sujeto  y cuente con la fuerza de contención adecuada.

De esta manera se podrá tener la garantía de que los productos estarán sujetos a la tarima correctamente y no se presentará ningún caso de tarimas ladeadas o derrumbes.

 

todo-sobre-embajale-xpack

 

Tipos de películas

Actualmente, en el mercado existen dos tipos de películas, las cuales son empleadas de manera distinta, con diferentes propósitos y ventajas dependiendo de las necesidades. Estos tipos son:

  • Automática
  • Manual

 

La película automática es empleada por medio de maquinaria especializada, ya que esta puede estirarse hasta tres veces más que la película manual, por lo que necesita de mucha fuerza para poder ser estirada lo suficiente, permitiendo que se pueda aplicar correctamente sin que llegue a romperse.

De igual manera, esto resulta en una mayor resistencia a la punción y el rasgado, debido al alto nivel de calidad en su fabricación, provocando que sea más resistente a bordes puntiagudos que pueda contener la carga o la misma tarima.

La película automática tiene un mayor peso, debido a que la longitud por rollo es mayor  a la de la película manual, esta es otra razón por la cual requiere ser aplicada por medio de maquinaria, de manera que el peso no representa un problema.

Esta película usualmente tiene un costo más elevado por rollo que la película manual, esto se debe a que está fabricada con resinas especializadas, lo cual se ve reflejado en su alta resistencia y durabilidad. Ayudándonos de una maquinaria adecuada para su correcta aplicación.

Por otra parte, la película manual como su nombre lo dice, es aplicada manualmente por el personal, por lo que tiene un menor peso y tamaño, facilitando su manejo y aplicación sobre los productos.

Puesto que este tipo de película es aplicado por el personal de manera directa no requieren de un estiramiento tan alto como el de la película automática, ya que la fuerza aplicada no es la misma.

Este tipo de película tiene un menor costo y por lo general es utilizada en menores cantidades dependiendo de las necesidades de la empresa, su presupuesto y el tipo de materiales que requieren transportar.

¿Cuál película elegir?

Elegir la película más conveniente para la empresa depende del tipo de producto que necesiten y que se adapte a sus necesidades, ya que cada empresa tiene números distintos.

Estas variaciones van desde tipo de producto que transportan, cantidades semanales de producto que es transportado, tamaño de la empresa y cuestiones de transporte en las cuales puede incluir el clima o los lugares en donde son colocadas las tarimas.

Un ejemplo de esto es la exposición al sol o a bajas temperaturas, las cuales pueden tener un efecto en la condición de las películas y en su rendimiento. 

Existen películas especializadas para este tipo de situaciones, fabricadas especialmente para que al ser expuestas a escenarios como estos no pierdan su calidad y puedan mantener un buen rendimiento.

 

todo-sobre-embajale-xpack

 

¿Por qué invertir en embalaje?

Realizar una inversión en una buena película y productos de calidad se verá reflejado de manera inmediata en la empresa, ya que esto reducirá los costos de pérdida de productos por tarimas ladeadas, así como el tiempo perdido.

Por otro lado, le brindará una mejor experiencia a los clientes, ya que estarán seguros de que sus productos serán entregados en las condiciones óptimas y sin ningún problema. 

Además de impactar en la eficiencia de la empresa, aumentando exponencialmente la cantidad de producto que será capaz de enviar, la eficacia de su planta y centro de distribución y transporte.

Si quieres conocer más información sobre el embalaje, sus características y aplicaciones da clic en el siguiente botón. Descubre todo lo que hay que saber sobre las diferentes películas en el mercado.

Nueva llamada a la acción